Nuestros amigos del Restaurante Casa César el Delfín se pusieron en contacto con nosotros para actualizar su local, que tras 33 años de historia necesitaba una reforma para mejorar las instalaciones y renovar la imagen ante sus clientes.

Lo más importante era actualizar los baños ya que estaban de origen con grandes deficiencias en las instalaciones de tuberías y sanitarios. El suelo también debía modificarse ya que con el paso de los años se habían ido haciendo diversas acciones perdiendo el nivel del mismo bajo capas de alicatados mal instaladas. La barra, parte importantísima del local, debía de adquirir protagonismo en la actualización del restaurante en la que hemos conservado el alicatado de la pared típico valenciano que marca el carácter del local y de sus productos, ya que en este restaurante el cliente encuentra todo tipo de arroces valencianos.

Sobre plano realizamos todas las modificaciones, manteniendo el salón tal y como estaba y realizando una nueva distribución de los baños y cuarto de almacenaje y personal. Una de las tendencias actuales, para ahorrar espacio y mejorar la accesibilidad, es realizar una zona común de lavado donde tanto hombres como mujeres comparten las pilas  de aseo estando separadas las zonas de los urinarios por sexos. Planteamos la idea al cliente y enseguida les encantó, ya que para ellos era importante poder dar mayor amplitud a esta zona del restaurante muy necesario para el confort de los clientes.

El material escogido tanto para el suelo como para la pared fue un porcelanico imitación madera de la marca SALONI, combinado con una pared pintada y la carpintería en blanco, consiguiendo de esta manera una mayor amplitud.

El mismo porcelánico ha sido el empleado en el frente de la barra, en la que resalta la luz led que le da un mayor protagonismo. Para la parte superior de la barra se eligió como acabado una encimera de resina en blanco, un material muy limpio y que aporta luminosidad al conjunto del local.

En el techo del local se decidió sustituir las placas de escayola existentes por placas fonoabsorbentes que reducen la reverberación del local, consiguiendo una atmósfera más tranquila para los comensales en la que poder disfrutar de una buena conversación.

Modernidad y tradición se unen en esta reforma en la que gracias a los materiales empleados hemos conseguido dotar de mayor amplitud visual todos y cada uno de los espacios, mayor confort acústico en la zona del salón y una mayor accesibilidad en todo el local. Muchas gracias César, Sandra y Ruth por haber confiado en nuestro equipo para hacer esta importante reforma con gran valor sentimental para vosotros. Ha sido un placer formar parte de la historia del Restaurante Casa César El Delfín. ¡Nos vemos pronto delante de un buen arrocito!