Cuando acabamos una obra de tal envergadura un trocito de nosotros se queda en ella. Han sido muchos meses de trabajo, esfuerzo y dedicación para realizar este gran proyecto. Se trata de la rehabilitación integral de un edificio en la calle Serranos 10 de Valencia en el que tras la modificación proyectada se construyen 8 viviendas destinadas para alquiler.

La fachada es señorial, manteniendo el estilo propio de la zona y en ella destacan los 6 balcones con barandillas de hierro forjado y amplios ventanales de madera, así como la espectacular puerta de entrada al edificio también realizada en madera maciza.

A ambos lados de la puerta de acceso al zaguán se encuentra el acceso al bajo comercial del edificio en que se han ejecutado puertas plegables de chapa continuando con la imagen del resto de la calle y dándole a la fachada sobriedad y elegancia.

Las viviendas, amplias y luminosas, están distribuidas en 5 plantas: 2 viviendas en el entresuelo, 4 viviendas tipo en las 2 plantas intermedios y dos áticos dúplex que conforman las dos últimas plantas. Los inmuebles del entresuelo constan de dos dormitorios, una baño y cocina office, y el resto de tres dormitorios y dos baños con amplio salón cocina office, excepto los dos áticos dúplex que tienen 4 habitaciones, tres baños y amplio salón cocina office.

Todas las viviendas disponen de suelo de porcelánico imitación madera en todas las estancias. La cocina está realizada en madera lacada blanca, dotándola de gran calidad y diseño. Para los baños se ha utilizado el mismo revestimiento que en resto de la vivienda tanto en el suelo como la pared, combinándolos con porcelánico blanco de gran formato. Los lavabos suspendidos  y la ducha realizados ambos en Solid Surface dotan al espacio de amplitud, confort y diseño. Destaca en el salón de cada una de las viviendas la pared de ladrillo macizo visto y restos de mampostería que va cambiando de aspecto en cada vivienda según vamos subiendo de nivel, recordando las distintas tipologías constructivas de la época.

En las zonas comunes del edificio se ha utilizado suelo de baldosa hidráulica recuperada del propio edificio y aprovechada para diferenciar las distintas plantas de la escalera.

Las puertas de acceso a las viviendas son de madera maciza en nogal quedando ocultas en la pared, generando un bonito contraste con el aplacado de Bateig de las paredes, los armarios lacados en blanco del patinillo de instalaciones y el acero inoxidable del ascensor. La escalera está realizada en mármol blanco macael, repitiendo exactamente la forma de la anterior bóveda y rematada con la barandilla escultórica de barrotes típicos de la época y colocados artesanalmente uno a uno.

En el zaguán de entrada al edificio encontramos pavimento de mármol blanco macael combinado con restos de pared rehabilitado de ladrillo macizo, cristal lacobel blanco, espejo y una bonita pared vertical revestida con baldosa hidráulica recuperada del propio edificio y colocada al tresbolillo que hace del acceso al ascensor un lugar de disfrute para nuestros sentidos.

Un bonito proyecto donde se entremezclan tradición y vanguardia para dotar al edificio de confort, calidad y diseño.

Desde Vic F.Group queremos agradecer a la promotora el haber vuelto a confiar en nuestro trabajo una vez más para hacer realidad proyectos tan bonitos y satisfactorios para nosotros. Siempre es un placer trabajar con vosotros y es que cuando hay buena sintonía se refleja en los resultados.